CHINA INTENTA REESCRIBIR LA BIBLIA Y LAVAR EL CEREBRO A LOS NIÑOS

0
29

El Partido Comunista Chino está reescribiendo la Biblia con revisiones que intentan retratar a Jesús bajo una luz diferente. Todo forma parte de un plan de 10 años para obligar a los ciudadanos chinos a tener fe en el Partido Comunista Chino en lugar de en una religión.

Tina Ramírez es la fundadora y presidenta de Hardwired, un grupo que ha criticado duramente al Partido Comunista Chino y su persecución de grupos religiosos y minorías políticas.

«¿Por qué el Partido Comunista Chino estaría reescribiendo la Biblia si ni siquiera creen en Dios?», cuestionó. «Quieren que la gente quite sus ojos de un Dios y los ponga en una buena persona y que [los cristianos] nieguen su fe, como resultado de eso, y suplanten eso con el partido comunista como la deidad última».

Como ha informado Faithwire de CBN, el régimen gobernante de China anunció en 2019 sus planes de lanzar una nueva traducción de la Biblia que incluirá principios confusos y budistas.

«Esta nueva traducción… realmente apoyaría al Partido Comunista», explicó Todd Nettleton, portavoz de La Voz de los Mártires (VOM) – un organismo de vigilancia de la persecución que sirve a los cristianos.

El año pasado, VOM compartió la versión reimaginada de Juan 8, la historia bíblica centrada en el amor y la compasión correctiva de Jesús hacia una mujer sorprendida en adulterio.

 

En la versión real de la Biblia, Jesús dice: «El que esté libre de pecado entre vosotros, que sea el primero en tirarle una piedra» y la multitud comienza a marcharse. Jesús le dice: «Vete y no peques más».

En una versión supuestamente encontrada en un libro de texto chino publicado en septiembre de 2020 – la multitud se dispersa, pero luego el texto afirma falsamente: «Cuando todos salieron, Jesús apedreó a la mujer en persona».

Ramírez criticó al gobierno chino afirmando que se trata de un intento de que los cristianos abandonen su fe.

«China ha llegado a un nuevo nivel al intentar reescribir las Escrituras», dijo Ramírez sin rodeos. «Creo que ya no están contentos con sus campos de reeducación que claramente no están haciendo su trabajo de obligar a la gente a creer en la ideología comunista atea. Los cristianos ven como una insignia de honor pasar por estos campos o ser torturados y (saben) que esa es la prueba de lo que significa ser cristiano en China».

Y añadió: «Realmente intentan lavar el cerebro a los niños a una edad temprana sobre lo que dice la Biblia y confundirlos para evitar que sean cristianos, pero creo que todos sabemos cómo cristianos que la palabra de Dios es más que un libro. Es un viviente…es Jesucristo mismo. Pueden intentarlo como quieran, pero no creo que tengan éxito. Al final, creo, la Verdad saldrá a la luz».

 

Fuente: Mundo Cristiano

Dejanos tu comentario