Grupo de brigadistas cristianos viajan a Chile para ayudar en medio de catástrofe por incendios forestales

0
2

La red CER (Cristianos en Emergencia y Rescate) cuya base está en Buenos Aires, Argentina, es una brigada de rescatistas cristianos que se traslada a diferentes partes del mundo cuando se produce una catástrofe, y en esta oportunidad ya se encuentran en Chile.


Fotografía brindada por la Brigada CER ( Cristianos en Emergencia y Rescate)
Una comitiva de CER se suma a los esfuerzos de otras organizaciones para asistir a las víctimas de los incendios forestales, que ya han cobrado la vida de 131 personas, y donde más de 300 se encuentran desaparecidas. En cuanto a los daños materiales son incalculables; entre 3000 y 6000 viviendas han quedado calcinadas.

En cuanto a las causas, las autoridades han sugerido que algunos de los incendios forestales alrededor de la ciudad podrían haber sido provocados intencionalmente. Pero el presidente Gabriel Boric dijo que el clima seco, los fuertes vientos y la baja humedad ayudaron a que los incendios se propagaran más rápido.

Es por eso, que los integrantes de CER están trabajando en la tercera línea de desastre, apoyando las tareas de organismos nacionales del país.

Matías Ludueña, Jefe de Cuerpo de la Brigada CER, comparte que fuera del trabajo que se realiza en la zona; una palabra de aliento y compartir el amor de Jesús es una oportunidad muy valiosa en medio de situaciones tan devastadoras.

“Más allá de todas las tareas, hoy se entregaron 15 personas al Señor y la verdad que fue una alegría inmensa. Vamos a continuar con las tareas de primeros auxilios, asistencia psicológica, asistencia espiritual; que es muchísima la necesidad que se está viviendo allí. Estamos contactándonos con otras iglesias amigas que nos están ayudando en ese sentido, en la contención de las personas, de las familias, de los niños y, por otro lado; en el área profesional acompañamos al equipo de bomberos que se sienten muy agradecidos por la ayuda. Porque los recursos de ellos también son escasos para un terreno tan amplio en tareas de rastrillaje. Bajo un sol de entre 30 y 35 grados Celsius; que hace que la tarea sea muy polvorienta y difícil. Además, estamos buscando residuos de personas, ya que son muchas las desaparecidas”, expresó Matías en declaraciones a Mundo Cristiano.

El brigadista agrego que, gracias a Dios “los focos de incendio ya fueron extinguidos, así que, estamos entrando en la etapa 2, que en la emergencia le llamamos la vuelta a casa; al tratar de encontrarnos con aquellas personas que quizás aún están desaparecidas”.

Si usted desea realizar algún tipo de ayuda, puede visitar la red CER a través de https://www.instagram.com/brigadacer/ quienes están recibiendo donaciones para ser de bendición a los hermanos chilenos.

No deje de orar por Chile, sus afectados y por todas las organizaciones que están sobre el terreno ofreciendo ayuda.

ACIERA

Dejanos tu comentario