TRAS EL FALLO A FAVOR DE LAS DOS VIDAS, ¿LAS IGLESIAS ARGENTINAS ESTÁN SUFRIENDO PERSECUCIÓN?

0
64
ACIERA
ACIERA

En Argentina, la victoria de la Iglesia en el tema del aborto ha enardecido los ánimos de los grupos pro-aborto quienes han levantado lo que parece un ataque directo contra las iglesias, ¿podríamos estar frente a un tema de persecución religiosa?

El sábado 4 de agosto, más de medio millón de personas, se dieron cita en el Obelisco con el fin de dar a conocer un comunicado de la Iglesia Evangélica en contra de la legalización del aborto. Y el miércoles de la votación, miles estuvieron bajo la lluvia esperando el resultado final.

¿Qué significó esta movilización para las iglesias evangélicas?

“Para las iglesias evangélicas representadas en la Alianza Cristianas de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA), significó la expresión de la iglesia evangélica cuyo resultado se vio el miércoles 8 de agosto con el rechazo a la ley del aborto”, comentó el pastor Jorge Gómez, director general de ACIERA.

¿Por qué cree que los senadores indecisos finalmente decidieron votar en contra?

“Entendemos que dicha concentración nacional que fue masiva le expresó a los senadores nacionales y principalmente a los indecisos que Argentina es un país que está en favor de las dos vidas y creo que fue determinante para que ellos tomaran una decisión en contra de la ley del aborto”, precisó Gómez.

Sin embargo, este resultado hizo que varias iglesias sean víctimas de hechos vandálicos, pero el ataque más fuerte es contra las escuelas en nombre de la ideología de género.

“Ya sea en el contexto de la votación y posterior surgieron situaciones de pintadas a distintas iglesias, podemos mencionar el caso de dos congregaciones evangélicas en el sur del país y en otros lugares”, indicó Gómez.

“Están surgiendo problemas en Córdoba con un pastor que le han hecho tres imputaciones y lo han declarado persona non grata. Está habiendo problemas con escuelas en Rosario y también en Paraná, Entre Ríos, pero tampoco es un problema de Argentina, es un problema continental”, expresó Hugo Márquez, pastor de la iglesia Jesús es Rey.

“Todas estas situaciones han fortalecido mucho la unidad de la iglesia”, aseguró Gómez.

El pastor Márquez contó a Mundo Cristiano un episodio que vivió de persecución religiosa.

“Tuvimos una conferencia en un auditorio municipal, un auditorio del Colegio Nacional de Bellas Artes y desde allá nos siguieron a la noche y nos cerraron las puertas de salida, nos amenazaban, nos gritaban y para evitar roces, la policía tuvo que tomar parte. Tuve que salir con un auto de seguridad de la policía y tampoco pude ingresar a la iglesia por la puerta principal. Tuve que ir por una puerta lateral, por el patio de la escuela y entrar casi a escondidas y con guardia policial”, relató Márquez.

“No estoy convencido que a pesar de toda la trayectoria esto tenga que ver con el rechazo a la ley del aborto, probablemente haya sido un detonante que ayudo más. El aborto es un eslabón más en una larga cadena que se llama ideología de género. El aborto no es algo suelto, es uno de los postulados que la ideología de género sostiene, como el matrimonio igualitario”, añadió.

La ideología de género disfrazada de educación sexual integral fue impuesta por ley en el 2006. El pastor Hugo Márquez cuenta que sucedería si se niega a utilizar el material del estado.

“Creo que si no usamos los cuadernillos puede desatarse un conflicto mayor. El problema es si vamos a ceder o nos vamos a mantener firmes en nuestros principios cristianos. Si el dinero nos va a hacer aflojar en nuestras convicciones. Puede suceder lo más extremo, que nos quiten los aportes o que nos quiten el registro para poder funcionar como colegios, sería lo más extremo”, comentó Márquez.

“La iglesia no está en contra de nadie, no estamos en contra de quienes portan los pañuelos verdes, no estamos en contra de quienes piensan a favor de la ideología de género, nuestro compromiso es amarlos, nuestro compromiso es acercarle a Jesucristo. Pero sí, la Iglesia es voz profética, sí, somos llamados a dar razón de la esperanza que hay en nosotros”, concluyó Gómez.

La comunidad cristiana está viviendo presiones y ataques por defender sus valores. ¿Será esta, una forma de persecución moderna?

 

FUENTE: MUNDO CRISTIANO

Dejanos tu comentario