Selena Gomez Comparte Entre Lágrimas su Testimonio en una Conferencia de Hillsong: «Soy Suficiente, Soy Hija de Dios».

0
150
Selena Gomez Comparte Entre Lágrimas su Testimonio en una Conferencia de Hillsong: "Soy Suficiente, Soy Hija de Dios".
Selena Gomez Comparte Entre Lágrimas su Testimonio en una Conferencia de Hillsong: «Soy Suficiente, Soy Hija de Dios».

La estrella pop Selena Gómez asistió a la conferencia de este año de Hillsong, junto a su amor de siempre, Justin Bieber. Y además compartió, con mucha emoción, su viaje a la verdadera fe en Jesucristo, en la forma de un testimonio escrito como carta dedicada a ella misma.

La Iglesia Hillsong, a menudo atrae la atención por tener entre sus congregantes a celebridades de primera línea como Gómez y Bieber. Durante la reciente conferencia llevada a cabo en Los Ángeles, el 2 al 4 de Noviembre en el Teatro Microsoft, la joven cantante compartió su testimonio con todos los presentes. La carta contaba detalles desde su niñez hasta ahora.

“Uno tiene fe, pero no sabe en qué tiene fe,” contó Selena acerca de ella misma a los 15 años. “En ese momento ya estaba siendo buscada por Dios, quien me creó y me llamó suya, pero no sabía que esto significaba mas que pequeñas oraciones en las noches, aún no sabía que esto significaría la relación más importante de mi vida.”

La ex actriz de Disney Channel admitió que, conforme su fama crecía, se volvía “extremadamente doloroso” y confuso vivir tan expuesta a la vista pública. Ella remarcó que daba hasta la última gota de su ser a los que tenía alrededor y en el escenario, pero simplemente parecía no ser suficiente.

“Con Dios, pareciera que perdemos todo pero en realidad, ganamos las verdaderas cosas que Él tenía preparadas para nosotros, ” continuó Selena.

Gomez, quien recientemente ganó la batalla contra el lupus, contó que el escenario y su fama fueron solo herramientas para ayudarla a alcanzar su propósito.

“Aprenderás que tu verdadera identidad es ser amada y elegida, como la escogida hija de Dios,” prosiguió Selena en su carta.

“Ocho años después, estarás sentada en un servicio y por dentro simplemente encajará. El Dios que ha estado buscandote, de pronto se hará tangible para ti. El Espíritu Santo hablará mucha mas fuerte que cualquier cosa que pudiera estar llamando tu atención.”

Fuente: La Gaceta Cristiana

Dejanos tu comentario