EL ROL DEL MAESTRO EN EL MINISTERIO INFANTIL

0
37

“Cielo y tierra pasarán pero mis palabras no pasarán” Mateo 24:35

El mandato de Jesús fue: “Por tanto id y hacer discípulos (niños incluidos) en todas las naciones” Mateo 28:19.

Jesús dijo: “Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos.” Mateo 19:14

Tanto los padres como los maestros de niños tienen la obligación de enseñar la Palabra y repetírselas a las próximas generaciones.

“Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.

Deuteronomio 6:6-9

Aprovechar el hogar del niño para enseñarles la Palabra junto a su familia, en el camino, de paseo o al llevarlos al colegio o parque, o estando en el autobús.

Cuando se levanten o al acostarse, que lo primero y lo último en su vida sea recordar su mandato, meditar en su doctrina y amarla de por vida. Que la pueda ver y tocar, sentirla con todo su ser y sentidos. En la radio, tv o redes sociales. Y en algún cuadro o poster en su casa. Enviarla por whatsapp, o escribirla en un mensaje de texto, y también en instagram o Facebook,

Estar con ellos, un discipulado de pasar tiempo juntos, para luego poder enviarlos a predicar. Salir de las cuatro paredes de la iglesia, para recorrer ciudades, barrios, iglesias o clubes. Ir a donde ellos están. También los hospitales y salidas de los colegios.

Como maestro o instructores de niños tenemos que ser protagonistas de esta generación. Predica a tiempo y fuera de tiempo. O cuando nadie lo espere alza la voz, y di: “Jesucristo esta vivo, te ama y perdona pecados.”

“Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.”
Mateo 9:35

FUENTE: LA GACETA CRISTIANA

Dejanos tu comentario